Hablar de las agencias de viajes ‘online’ es hacerlo de cuatro grandes compañías, Booking Holdings, Expedia, eDreams Odigeo y Lastminute. Entre las cuatro se reparten el 75% de las ventas de viajes por Internet y las dos primeras el 64%, según la consultora Phocuswright. El sector vive desde su nacimiento un fuerte proceso de concentración, en plena expansión y en el que salvo Expedia ninguna ofrece dividendo a sus accionistas.

eDreams Odigeo cotiza en el mercado continuo español, aunque su sede principal está en Luxemburgo. La mayor agencia europea de viajes online lleva un calendario fiscal diferente a la mayoría de compañías de la bolsa española, por lo que sus últimas cuentas presentadas son hasta diciembre de 2017, cuando cerró su tercer trimestre fiscal. Hasta esa fecha, la compañía que dirige Dana Dunne ganó 26,7 millones de euros, un 37% más que en el ejercicio anterior, con unos ingresos de 368,3 millones, un 5% más que el año anterior. El margen sobre ingresos fue del 5%.

En bolsa cae en el año un 0,8%, aunque su cotización está marcada por el anuncio que realizó en noviembre con el objetivo de buscar nuevos inversores institucionales que entrasen en su capital con el objetivo de “maximizar la creación de valor en beneficio de todos los accionistas”. El 8 de marzo, sin embargo, anunció que no había encontrado ofertas atractivas en el mercado, por lo que confiaba en sus dos grandes accionistas de referencia, el fondo Permira que controla el 29% de las acciones y Ardian con un 17%, para llevar a cabo su plan estratégico.

 

Dana Dunne, CEO de eDreams Odigeo.

 

En lo que va de segundo trimestre la cotización de eDreams Odigeo recupera posiciones con una subida del 22%. Entre las bazas que tiene la agencia de viajes está su ratio precio-beneficio (PER) que se sitúa en las 13,6 veces, que le deja como la más ‘barata’ entre su competencia. Otra referencia es su rentabilidad financiera (ROE) que se sitúa en el 9,3%, por encima del 7,56% de Expedia y del -4,7 de la suiza Lastminute, aunque lejos del 36% de Booking Holdings.

El conglomerado estadounidense se ha convertido en el espejo donde mirarse del sector. Agrupa a marcas conocidas como Kayak, Rentalcars.com y OpenTable y ofrece más de 1.800 millones alojamientos donde hospedarse en 220 países del mundo y su web se puede leer en 40 idiomas, según recoge Reuters.

Sus cuentas anuales de 2017 muestran un incremento de sus ingresos del 18% hasta los 12.700 millones de dólares, un aumento de los beneficios del 21% y del 23% en el caso del resultado bruto de explotación (ebitda). En noviembre, su nuevo consejero delegado, Glenn Fogel, anunció un aumento de la publicidad en televisión del grupo del 55%, algo que podría estar en detrimento del marketing digital a lo que destina 4.300 millones de dólares, según el portal estadounidense especializado en turismo Skift. En 2016 para conseguir 3 dólares de facturación, el grupo invertía un dólar en publicidad, la mayoría de ella en Google.

En el Nasdaq, Booking se revaloriza un 22% en 2018 y los analistas le dan un potencial de revalorización del 8% hasta los 2.278 dólares por acción y aconsejan comprar sus acciones. Cuenta con un PER de 27 veces, bastante inferior a otras tecnológicas estadounidenses como Amazon en las 254 veces o Netflix en las 210 veces. Tiene un ROE del 36% y una rentabilidad sobre los activos (ROA) del 16,5%.

Algo más ‘cara’ por PER está Expedia, hasta las 60,3 veces. El otro gigante estadounidense, que cuenta con firmas como Trivago, HomeAway u Orbitz, incrementó su facturación un 15% al superar los 10.000 millones de dólares, aunque su Ebitda sólo se incrementó un 6% hasta los 1.700 millones de dólares.

En lo que va de año sube un 3,2%, ofrece una rentabilidad por dividendo del 1% y cuenta con un potencial del 15%, lo que le convierte en la agencia online con más visos de revalorizarse en los próximos meses según el consenso de los analistas que recoge Reuters. Un 64% de estos expertos recomienda comprar sus acciones, mientras que el 36% restante se posiciona a favor de mantener los títulos de Expedia.

Expedia, como Booking, también hace una gran inversión en publicidad, hasta el límite que, según la consultora Phocuswright, en 2016 para ingresar dos dólares tenía que invertir un dólar en anuncios por Internet.

La que peor se encuentra en bolsa es, sin duda, Lastminute, la matriz de Rumbo o Bravofly. La agencia de viajes ‘online’ cotiza en la Bolsa de Zurich y en Fráncfort. En lo que va de año corrige un 13% y cuenta con parámetros financieros tan importantes como la rentabilidad en el -4,7%, según los datos que recoge Reuters. Con un PER de 27 veces, la única recomendación que recibe es la de mantener.

 

Cotización de TripAdvisor.

 

Mientras el sector se reinventa con el objetivo de intentar aumentar márgenes, una vez la concentración ya ha llegado, también debe hacer frente a la competencia de AirBnb y TripAdvisor, un socio clave para muchas ellas, como Booking. TripAdvisor, además de sus consejos y recomendaciones de restaurante y hoteles, ofrece a los usuarios hacer reservas turísticas como cualquiera de estas agencias.

En el parqué, la compañía del ‘búho’ se dispara un 64% en lo que va de año, tanto que se ha comido el precio objetivo que le da el consenso de los analistas, que recomiendan ‘mantener’ sus títulos. Con un precio por valor en libros de 4,96 veces y un PER de 151,6 veces es la compañía más ‘cara’ del sector. Entre sus grandes virtudes destaca su escaso endeudamiento, 0,03 veces por deuda/ebitda, aunque su rentabilidad es del 3,3%.

Este reportaje se publicó en la revista de Estrategias de Inversión del mes de junio