El Gobierno español está "molesto" con Crédit Agricole por no haberle comunicado con la suficiente antelación su ofensiva sobre Bankinter, que le ha permitido hacerse ya con un 19,54% de la entidad que preside Pedro Guerrero, informaron fuentes de Moncloa.
Las mismas fuentes subrayaron que la operación, realizada el pasado lunes, fue notificada tan sólo un día antes de materializarse a la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, "cuando ya estaba todo cerrado". El Gobierno no cuestiona esta inversión porque no interfiere en las decisiones de las empresas, pero considera que la toma de casi un 20% en el capital del sexto banco español y la intención de alcanzar el 29,9% en la entidad (tal y como ha solicitado Crédit Agricole al Banco de España) debería haber sido comunicada con más antelación al Gobierno de España. "El Gobierno español merece tener información sobre una operación de este calado en adecuado tiempo y forma", resaltaron las mismas fuentes. Crédit Agricole ha solicitado al Banco de España autorización para "tener la posibilidad" de aumentar su participación en Bankinter hasta el 29,99%, justo por debajo del límite que establece la ley para lanzar una OPA, de acuerdo con la actual legislación. La entidad gala indicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que no realizará la adquisición hasta que tenga la certeza de no oposición por parte del Banco de España a la citada operación y que, en cualquier caso, no se efectuará antes del 1 de enero de 2008. El banco francés ha invertido 809 millones para comprar el 14,99% de Bankinter que controlaba el inversor indio Ram Bhavnani, y además se ha hecho con otro 4,54% en el mercado. Su objetivo es solicitar acceso al consejo de administración del banco. El inversor indio informó también el pasado domingo al presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, de la venta de su participación a Crédit Agricole.