El Grupo Mahou-San Miguel cerró el ejercicio 2008 con un beneficio neto de 133,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,75% respecto al año anterior, y con una cifra de negocios de 1.079,7 millones de euros, un 3,2% más. En un año en el que, según datos del sector, el consumo 'per capita' de cerveza descendió en España un 6%, el volumen de ventas de Mahou-San Miguel se mantuvo estable (+0,3%), con más de 12,5 millones de hectolitros producidos en las fábricas del grupo, que se sitúa como la empresa cervecera "líder del sector" en España.