El ex presidente de Colonial, que hasta hace un mes era el primer accionista de la inmobiliaria, ha reducido su participación en la compañía hasta el 4,2%, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta última operación, por la que Portillo ha disminuido su participación del 5,1 al 4,2%, corresponde a la ejecución de garantías a favor de entidades financieras con las que el empresario sevillano compró a crédito títulos de Colonial.