La aerolínea alemana Lufthansa podría ahorrar unos 300 millones de euros  en 2009 con una serie de medidas. El ahorro de costes se puede producir con una reducción de la capacidad, entre otras medidas.  La aerolínea dijo que podría reducir la capacidad de sus vuelos de corta distancia un 11% en 2009.