Los precios de las viviendas en estados como California, Arizona y Florida aún tienen un espacio considerable por descender antes de que toquen fondo, según una proyección de Fitch Ratings. California encabezará los descensos con un retroceso adicional del 36% en los precios de las viviendas durante los próximos 12 a 18 meses; Florida y Arizona registrarán caídas del 20%, según Fitch. A nivel nacional, se espera que, en promedio, los precios caigan un 12,5%. La agencia calificadora agrega que ya ha descontando esos descensos, por lo que estos no darían lugar a nuevos cambios de calificación para los valores sobre hipotecas residenciales.