Los fabricantes de automóviles instalados en España invirtieron 1.600 millones de euros en 2008, lo que supuso un 25% más que en el año anterior, en el que desembolsaron 1.200 millones de euros, a pesar de la caída de las ventas y la producción. Así lo anunció hoy la directora económica de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Aránzazu Mur, quien confirmó que, durante los primeros quince días de junio, las ventas de vehículos en España limitaron su descenso al 10,5%, respecto al mismo periodo del año anterior. Mur explicó que "la caída de las ventas se está moderando de forma generalizada este mes y el mercado está creciendo en algunas comunidades autónomas", durante su intervención en un curso sobre perspectivas económicas, celebrado hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).