La fusión entre Gaz de France (GDF) -el grupo energético francés especializado en el transporte y la distribución de gas natural- y Suez -el grupo industrial franco-belga y uno de los líderes en el mercado mundial de la energía- se revela "dudosamente" realizable según los expertos. Es lo que publica el diario galo, 'La Tribune'. Al parecer, el presidente de Suez, Gerard Mestrallet, "no quiere ni oír hablar" de la eventual venta del 57 por ciento de su filial Distrigaz, ni de la salida a bolsa del 25 por ciento del capital social de Suez Environnement, la parte de la compañía especializada en tratamiento de aguas.