La deuda pública europea repite avances por octava jornada consecutiva, su racha más prolongada de subidas desde agosto de 2005. El aumento del precio recorta la rentabilidad del bono alemán a diez años, de referencia en Europa, dos puntos básicos, hasta el 3,13%.