Los acreedores de Jesús y Jaime Salazar podrían convertirse en los nuevos socios del grupo SOS Cuétara  si ejecutan las garantías aportadas por los ex directivos en préstamos a largo plazo por 246 millones de euros, según publica el viernes el diario Expansión. Las entidades financieras ya han puesto en marcha el proceso, según el diario, que cita fuentes del mercado. Los avales de los hermanos Salazar -ex presidente y vicepresidente- frente a sus acreedores financieros a 31 de diciembre de 2007 son acciones de SOS equivalentes al 26,94% de la compañía, señala el diario. La familia Salazar controla un 28,23% del capital del grupo SOS.