Los futuros del principal mercado del mundo anticipan pérdidas de alrededor del medio punto porcentual ante la falta de referencias empresariales importantes y a nivel macroeconómico nada más allá de la publicación del Libro Beige de la Reserva Federal. De su análisis depende la confianza que los inversores tienen depositadas sobre la capacidad de recuperación de Estados Unidos. El par euro/dólar mantiene la estela de los últimos días en el 1,27 a falta de la reunión del BCE de mañana en la que, de momento, se destaca una nueva rebaja de tipos de interés.

Las ganancias -moderadas más que en Europa- de este martes han dado paso a las pérdidas impulsadas en parte por Europa. Dax Xetra, Cac 40 y Eurostoxx sufren recortes, aunque eso sí más contenidos que los de nuestro selectivo. El Ibex 35 cede un 0,85%, al borde de perder los 8.400 puntos. En Wall Street las caídas son bastante similares; los futuros anticipan recortes del 0,4% en el Dow JOnes, del 0,43% en el S&P 500 y del 0,5% en el Nasdaq.

La agenda de la jornada viene marcada por la presentación del Libro Beige de la FED en el que se analiza escrupulasemente la situación económica de Estados Unidos. A partir de sus conclusiones se podrá deducir la fortaleza y firmeza de los últimos datos macro, bastante positivos, para la economía estadounidense.

Por su parte, la tanda de resultados que iniciara el gigante del aluminio Alcoa la secundan hoy compañías como
Lennar y Supervalu. A las 16 horas se darán a conocer, asimismo, los inventarios de crudo después de protagonizar en las dos últimas semanas una auténtica escalada en sus precios. El crudo Brent supera ya los 113 dólares el barril, el oil Texas se mantiene por encima de los 100 dólares. En el caso de la onza de oro vuelve a repuntar y supera los 1.680 dólares.

En terreno empresarial, Microsoft cae en la preapertura después de que anunciara una caída mayor del 1% previsto en el mercado mundial de PCs durante el último trimestre de 2011. Las acciones de la compañía del software cotizan en la preapertura con recortes del 1,3%, al igual que Dell,  Hewlett-Packard e Intel.