El grupo de alimentación anglo-holandés Unilever facturó más de lo previsto en el segundo trimestre y prevé que en 2007 crezcan en la parte alta del objetivo de crecimiento anual del 3-5%. Los ingresos de explotación del grupo subieron un 5,8% en el segundo trimestre. Los analistas esperaban una ralentización de las ventas hasta un 3,8-4,8% en el segundo trimestre frente al crecimiento de 5,7% en el primer trimestre.