Las ventas de Ford en Estados Unidos cayeron un 41% en marzo, respecto a igual mes de un año antes, al registrar una demanda total de 125.107 unidades. El fabricante estadounidense también afirmó que la cifra de marzo supone un aumento del 30% con respecto a las ventas de febrero y que su cuota de mercado entre particulares aumentó durante el mes pasado.