Las ventas de coches de ocasión se situaron el pasado año en 1,4 millones de unidades, lo que supone una disminución del 5,1% respecto al ejercicio anterior, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). El mercado de automóviles de segunda mano generó en 2009 una cifra de negocio de 7.720 millones de euros, lo que representa una reducción del 7% en comparación con la facturación contabilizada durante el ejercicio precedente.