Las solicitudes de hipotecas en EEUU subieron un 32,2% durante la última semana, según datos de la Asociación de Bancos Hipotecarios. Además, las refinaciaciones se incrementaron un 41,5% gracias a la caída de tipos hipotecarios.