Las reservas de petróleo en Estados Unidos bajaron en 100.000 barriles la semana pasada y se situaron en 295,2 millones, ha anunciado hoy el Departamento de Energía. La mayoría de los analistas esperaba un descenso de poco más de un millón de barriles en las existencias de crudo. La agencia ha informado de que con esta disminución las reservas de crudo se encuentran dentro de la media en esta época del año. Durante la semana anterior, las reservas llegaban a 295,3 millones de barriles. El volumen de reservas fue la semana pasada un 13,7% inferior al de un año antes.