El mercado americano reacciona con subidas en la apertura. Una revalorización del 1,3% – que lleva al Dow Jones a los 7.670 puntos .El Nasdaq avanza un 1% hasta los 1.530 puntos. Los indicadores americanos encuentran su ‘punto de apoyo’ en las referencias económicas conocidas antes de la apertura: incremento en las solicitudes de préstamos hipotecarios y subida en los pedidos de bienes duraderos. Y a ello se une la confianza mostrada en las palabras del presidente de EEUU que ayer inyectó cierto optimismo al considerar que el país va por el buen camino. En la apertura, el euro cotiza en los 1,3466 dólares.
La renta variable americana consigue desperezarse y lo hace con tono positivo gracias a la avalancha de referencias positivas conocidas. Minutos antes de comenzar la sesión, los inversores americanos han conocido los pedidos de bienes duraderos. Una subida del 3,4% en el mes de febrero – tras un descenso del 7,3% en el mes precedente- dejando muy por detrás las previsiones que apuntaban a una reducción del 2%. Subida también han experimentado las solicitudes de préstamos hipotecarios presentadas en Estados Unidos durante la última semana. El sólido repunte de las refinanciaciones y el descenso en las tasas de interés ha provocado un repunte del 32,2% en el volumen total de solicitudes, según la encuesta semanal de MBA. Todo ello en una jornada en la que la Reserva Federal de Nueva York comenzará a comprar bonos del Tesoro a largo plazo con vencimiento entre 2016 y 2019 en el marco del plan anunciado el pasado miércoles por la institución. Ésta planea invertir hasta 300.000 millones de dólares en la compra de deuda pública.

Con ello no es de extrañar que los índices de la principal economía del mundo hayan despertado con ganas de subir. En concreto, una revalorización del 1,3% en el Dow Jones hasta los 7.670 puntos. El Nasdaq da la bienvenida a los 1.530 puntos mientras que el SP-500 se hace con los 806 puntos tras una ligera subida del 0,06%. Como telón de fondo todavía resuenan las palabras del presidente de EEUU, Barack Obama advirtiendo de que los pasos que se están dando para estimular la economía son los correctos.


Gráfico Dow Jones



El sector financiero vuelve a sentirse protagonista de las compras el día en que la prensa especula con que el presidente Obama pueda reunirse el próximo viernes con los máximos ejecutivos de la banca- entre ellos JP Morgan, Goldman Sachs y Citigroup- para discutir con los banqueros los esfuerzos del gobierno para sanear los balances y restaurar la solvencia de sus compañías. Goldman Sachs sube un 0,48% hasta los 110,60 dólares. Citigroup por su parte sube un 2,66% después de conocer que la entidad, junto con Bank of América, ha estado comprando activamente valores con respaldo hipotecario con calificación crediticia “AAA” en cerca de 0,30 centavos por dólar. Bank of América, que se alza más del 7,4% en la apertura- ha indicado que las compras son parte de sus planes parar reactivar el mercado de titularización.  Otra de las grandes entidades, Morgan Stanley sube un 2,6% en la apertura. Esta mañana se publica que Mitsubishi Financial Group podría fusionar el próximo año su filial de corretaje con la división japonesa de Morgan y mantendría una participación del 60% en la entidad combinada. En caso de completarse la fusión, daría lugar a la tercera mayor entidad en Japón por ingresos operativos, tras Nomura Holdings y Daiwa Securities.

El goteo de informaciones sigue ‘salpicando’ a AIG. Esta vez Wall Street Journal publica que la semana pasada la aseguradora habría ofrecido garantía de anonimato a los ejecutivos que cobraron las millonarias bonificaciones y que estuvieran dispuestos a devolver al menos la mitad de lo percibido. Unas informaciones que son recibidas con una revalorización del 3,6%.

Sector automovilístico y de aerolíneas: cara y cruz

Y de un sector en boca de todos…a otro que parece más relajado. El proveedor sueco de componentes para automóviles Autoliv ha anunciado la supresión de otros 3.000 empleos en los dos primeros meses de 2009, en un intento de equiparar los costes a los descensos mundiales de las ventas de automóviles. El mayor fabricante de cinturones de seguridad y airbags del mundo ha señalado que a finales de febrero, General Motors y Chrysler le debían unos 20 millones de dólares cada uno. Los fabricantes de automóviles de Detroit han reducido los pagos a sus proveedores mientras intentan financiar sus operaciones. Ambas compañías reaccionan con caídas del 0,3% en General Motors.Entretanto, Ford se apunta subidas de más de un 2% tras anunciar que recortó la compensación de sus tres ejecutivos de alto rango en 2008 en más de un tercio.

Southwest Airlines llama la atención tras publicarse que está atravesando por uno de los periodos más turbulentos de la industria. Por ello, está intentando diversificarse por nuevos mercados y realizando pequeños ajustes a su servicio de bajo coste. Sus títulos suman algo más del 2% en la apertura. La tecnológica Dell se apunta un ligero 1% el día en que podría convertirse en el más reciente de los gigantes tecnológicos en presentar hardware y servicios nuevos en una batalla cada vez más intensa por controlar las salas de computación corporativas. Dell planea anunciar sistemas de servidores más potentes además de software de otras empresas para administrar la extensa información que circula a través de sistemas informáticos corporativos, afirmaron fuentes al tanto.