La caída de las exportaciones, principal consecuencia de la crisis en China, continuó en mayo por séptimo mes consecutivo y fue del 26,4 por ciento, 3,2 puntos más que en abril y la peor de la década, informó hoy la Administración General de Aduanas de China a través de la agencia Xinhua. Las ventas al exterior, motor de la tercera economía mundial, fueron en el quinto mes del año de 88.758 millones de dólares (63.250 millones de euros), cifra inferior a los 91.940 millones de dólares (65.500 millones de euros) registrados en abril, destacó la citada Administración en un comunicado. Las importaciones también descendieron, aunque ligeramente menos (25,2 por ciento), y sumaron 75.360 millones de dólares (53.700 millones de euros).