Las cuatro principales compañías eléctricas del país, Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa y HC Energía, ganaron 8.833 millones en el primer semestre, casi tres veces más que los 2.958 millones del mismo periodo de 2007, debido a los ingresos extraordinarios anotados en pleno proceso de reordenación del sector. Buena parte de este fuerte aumento de las ganancias procede de Endesa y, en concreto, de la venta de activos nacionales y europeos a E.ON, incluidos en el acuerdo de toma de control de la eléctrica por parte de Enel y Acciona. La eléctrica presidida por José Manuel Entrecanales elevó gracias a esta operación un 378% el beneficio, hasta 6.002 millones.
Endesa obtuvo unas plusvalías de 4.552 millones con la venta, incluida entre los principales hitos del proceso de adquisición de la eléctrica. La entrada de Enel y Acciona en Endesa se ha considerado la primera parte de la reordenación del sector, que ayer inauguró un nuevo capítulo con la compra de Unión Fenosa por parte de Gas Natural. En cuanto a Iberdrola, el beneficio también es propio de un periodo de transición. El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ganó 1.959 millones, un 78% más, a consecuencia de su nueva dimensión internacional tras consolidar por primera vez de forma plena en un semestre el negocio de Scottish Power. Unión Fenosa tampoco fue ajena a los extraordinarios. La compañía ganó 652 millones, un 27% más, gracias a unas plusvalías de 203 millones procedentes de las desinversiones en France Telecom, antes Auna, y en la sociedad filipina Meralco. Ni siquiera el beneficio neto de HC Energía, la menor de las cuatro, reflejó el rendimiento ordinario de negocio. En este caso, el beneficio fue de 220 millones, un 144% más, gracias al apunte extraordinario de 137 millones por la salida a bolsa de EDP Renovables. UN 17% MÁS EN CONDICIONES NORMALES El beneficio bruto de explotación (Ebitda), un indicador más apropiado para conocer cómo marcha el negocio al margen de los movimientos corporativos, aumentó de forma más modesta, pero por encima de los dos dígitos. Las cuatro eléctricas registraron un Ebitda conjunto de 8.121 millones, un 17% más, gracias a Iberdrola, que contó con la aportación de sus nuevos negocios para elevar esta partida un 36%. Unión Fenosa y Endesa no lograron elevar el beneficio bruto de explotación por encima del 10% y, en el caso de HC Energía, el Ebitda se redujo casi un 5%. El semestre se caracterizó por una menor producción hidroeléctrica, por el encarecimiento del petróleo, por la subida del precio del mercado mayorista ('pool') y por un 'mix' de producción más térmico. INGRESOS, DEUDA E INVERSIÓN Los ingresos de las eléctricas alcanzaron los 27.568 millones, un 44% más que en el semestre anterior. En esta partida, Ibedrola, con más de 12.000 millones, supera ampliamente como principal compañía a Endesa, que registró 10.790 millones. Las cuatro grandes eléctricas acumulan una deuda de 43.275 millones, pero tendieron a reducirla. El pasivo de Iberdrola se situó en 22.663 millones, un 31% menos, mientras que el de Endesa fue de 12.560 millones, un 39% menos. Unión Fenosa y HC Energía acumulan deuda de 6.222 y 1.831 millones, respectivamente. Las compañías mantienen sus planes de inversión. Iberdrola ha dedicado a esta partida 5.500 millones en dos últimos doce meses, mientras que Endesa invirtió 1.484 millones en el primer semestre.