Los datos de paro conocidos el pasado viernes, las dudas en torno al sector financiero y la debacle de GM lastran hoy también al mercado neoyorquino que abre sus puertas este lunes con recortes. Y lo hace a pesar de los movimientos corporativos conocidos antes de la apertura por los que Merck se hace con su rival Schering-Plough. Así las cosas, en los primeros compases de la sesión, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,39% hasta los 6.600 puntos, el tecnológico Nasdaq camina con un ligero repunte del 0,20% hasta los 1.298 puntos mientras que el S&P 500 se deja un 0,30% hasta los 681 puntos.
Abre Wall Street y lo hace con caídas en una jornada huérfana de datos macroeconómicos y en la que las cifras de paro conocidas la semana pasada siguen pesando en el ánimo de los inversores, como pesa, además, la caída vertical de General Motors que abre este lunes con una subida del 10,34% a 1,60 dólares. Una firma, la automovilística que según varios senadores republicanos debería declararse en bancarrota, en lugar de buscar más ayudas del Gobierno. Por el momento, miembros del equipo especial de la administración Obama planean reunirse este lunes en Detroit con altos ejecutivos de GM y Chrysler, así como con representantes del sindicato United Auto Workers. Las reuniones se producen en momentos en que el Gobierno la solicitud de las empresas de miles de millones de dólares en ayudas adicionales. En concreto, GM está buscando 16.600 millones en préstamos nuevos mientras que Chrysler ha solicitado 5.000 millones de dólares más. Ambas compañías afirman que necesitan ese dinero para mantenerse a flote. Dentro del sector, entre tanto, las acciones de Ford inician la jornada con una subida del 6,47% a 1,81 dólares. 

Gráfico Dow Jones 



En el plano empresarial, la atención del día la centra hoy la operación por la que la multinacional farmacéutica Merck se ha hecho con su principal competidora Schering-Plough por importe de 41.100 millones de dólares que abonará en acciones y en dinero. Según Merck el acuerdo establece que los accionistas de Schering-Plough recibirá 0,57 títulos de Merck y 10,5 dólares en efectivo por cada una de sus acciones. Al precio de los valores de Merck tras el cierre de la sesión del pasado viernes, los accionistas de Schering-Plough recibirán 23,61 dólares por acción, lo que asciende a un total de 41.100 millones de dólares en conjunto. Tras esta noticia, los títulos de Merck inician el día con una caída del 10,91% a 20,26 dólares mientras que los de Schering- Plough avanzan un 12,42% a 19,83 dólares.

Mientras, las acciones de Capital One inician la jornada con una subida del 1,44% a 8,43 dólares tras conocerse que se unió a la ola de instituciones financieras que están reduciendo sus dividendos para conservar efectivo al reducir su dividendo trimestral en un 87% con el fin de lograr ahorros anuales de unos 500 millones de dólares. Dentro del sector, y tras caer el pasado viernes un 8,85%, las acciones de Citigroup amanecen con una caída del 0,97% a 1,02 dólares, por su parte, Bank of America repunta un importante 11,15% a 3,49 dólares mientras que JP Morgan se deja un 2,39% a 15.56 dólares y Morgan Stanley un 2,15% a 16,83 dólares.

Y de nuevo una empresa anuncia que tendrá que eliminar al menos al 15% de su plantilla. Esta no es otra que la editora de periódicos McClatchy que eliminará 1.600 empleos y reducirá salarios, incluyendo el de su presidente ejecutivo, a medida que la empresa busca ahorrar dinero y capear lo que ha denominado “un ambiente económico nacional crecientemente débil”. En la apertura, las acciones de McClatchy caen un abultado 16,95% a 0,49 dólares.