Las cajas de ahorros elevaron un 5,3% sus créditos hasta febrero, con 910.696 millones de euros, mientras que los depósitos repuntaron un 7,6%, hasta los 789.084 millones, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que ponen de manifiesto la ralentización que sufren ambas partidas, ya que un año antes los créditos crecían a un ritmo del 16% y los depósitos al 13%. La moderación del crecimiento como consecuencia de la crisis se hace más potente si se compara con 2007, cuando los créditos crecieron un 26% hasta febrero y los depósitos un 20% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. No obstante, los depósitos han crecido más que los créditos, a pesar de la caída de los tipos de interés, lo que ha permitido a las entidades cubrir más del 80% de los préstamos con recursos de clientes.