El Índice Nikkei de la bolsa japonesa se ha revalorizado en esta primera sesión de la semana un 0,3 por ciento, ante las expectativas de aseguradoras como Mitsui Sumitomo Insurance de que se beneficiarán de unas rentabilidades de la deuda pública más altas. Y es que el bono del Estado a 10 años está cerca de un máximo de 10 meses y los futuros de bonos cotizan próximos a los mínimos de 11 meses, por algunas preocupaciones relacionadas con una posible subida de tipos del Banco de Japón en los próximos meses. Con todo, el Nikkei ha cerrado en los 17.834 puntos.