Las principales compañías aéreas reclamaron hoy a la Comisión Europea y a los Estados miembros ayuda para repatriar a los miles de pasajeros atrapados en los aeropuertos y para hacer frente a las millonarias pérdidas a las que están haciendo frente desde que hace cinco días se decidiera el cierre de la mayor parte del espacio aéreo europeo, por los riesgos para la seguridad de una nube de cenizas volcánicas procedente de Islandia.