Lafarge registró unas ventas de 4.000 millones de euros en el primer trimestre de 2008, un 8% más que en el mismo período del año pasado, cuando las ventas alcanzaron 3.695 millones de euros. El beneficio neto bajó de 362 a 150 millones, debido a que el año pasado Lafarge tuvo un extraordinario por la venta de su negocio de tejados y algunos activos en Turquía. Los analistas esperaban unos 120 millones de euros de beneficio neto