Es la novena compañía en dar el salto al parqué, detrás sólo quedan Tremón e Iberdrola Renovables. Laboratorios Rovi ha comenzado su andadura por el parqué con un cuadro clínico complicado. Sus títulos comenzaron mal y terminaron peor. Rovi cedió en su primer día de negociación un 1,56% hasta los 9,45 euros por título, frente a los 9,6 euros de la colocación -la compañía estaba valorada en 477 millones de euros-. Además, la caída pudo haber sido más severa si no fuera porque UBS y Morgan Stanley realizaron compras por un paquete accionarial representativo del 3% del capital de la compañía.
Las turbulencias de la renta variable, consecuencia de la crisis de crédito y la incertidumbre sobre el rumbo que tomarán las economías americana y europea, no acobarda a las compañías, que aprovechan para rendir cuentas al mercado. Es cierto que, tal y como recita Diego Herrero, subdirector de inversiones de Gestifonsa las últimas salidas a bolsa “no son sectores en los que el mercado se posiciona, por lo que decepcionan”. Sin embargo, el sector en el que se estrena el laboratorio “puede ser una opción defensiva, tranquila y una alternativa que se podría recomendar” advierte Nicolás López, director de análisis de MG Valores. Gráfico Laboratorios Rovi