Telefónica-Prisa. Dos nombres que hoy aparecen en las portadas de la prensa tras la compra que ha realizado la primera del 21% de Digital +, en manos de la segunda. Una operación que valora el 100% de los activos por 2.350 millones de euros…pero que no será capaz de levantar la cotización del grupo de comunicación en bolsa.
En las últimas jornada se esperaba la noticia…y ayer tuvimos la confirmación. Telefónica ha comprado el 21% del capital de Digital +, plataforma digital de pago perteneciente a Prisa. Los términos del acuerdo fueron claros: la editora de El País traspasa el control financiero de su plataforma a la operadora por 470 millones de euros y ¿la forma de pago? Telefónica pagará 240 millones en efectivo y del resto, amortizará 230 millones en deuda que Prisa tenía contraída con la operadora desde 2003. Una operación que “implica pagar una prima del 25% con respecto a la valoración que tenemos de Digital+ y un 11% de lo que se venía especulando en relación a la fallida operación conjunta con Vivendi”, explica el departamento de análisis de Inverseguros.

Además Telefónica se reserva el derecho a nombrar a dos miembros del consejo de administración de Digital+. Una operación que “tiene un marcado corte defensivo y estaría orientada a dificultar la entrada de otras operadoras en el negocio de TV de pago y defender de este modo sus ofertas 3p”, explica el departamento de análisis de Inverseguros que considera que la noticia “carece de impacto en la cotización de la operadora – Telefónica- por su escaso importe y poco grado de sorpresa”. Su recomendación es de mantener los títulos de Telefónica que hoy se dejan un 1,76%.

Pero ¿qué ocurre con Prisa? ¿Saldrá beneficiada? ¿Tendrá algún impacto en su cotización? Los expertos de Banesto Bolsa asegura que “aunque positiva, no es suficiente para que la compañía cumpla sus compromisos de deuda para marzo”. Por ello admiten que el grupo “tendrá que vender más activo o ampliar capital pues ya que ha conseguido 668,1 millones de euros en las tres últimas ventas que ha realizado, debe devolver cerca de dos millones a finales de marzo”.

La recomendación de este broker es vender con un precio objetivo de 4,25 euros. La misma recomendación otorgada por Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse que admite que “la secuencia alcista del título habría terminado de manera temporal” y cree que “el valor podría seguir corrigiendo”. Hoy el valor se encuentra en la parte más baja de la tabla – al contabilizar caídas del 5%- por lo que “en caso de que pierda los 3.22 euros podría ir a buscar los 2.32 euros, últimos mínimos que ha marcado el valor”, concluye.