La Comisión Europea estudia imponer a Telefónica una multa superior a los 100 millones de euros, lo que supondría la mayor multa sufrida nunca por una compañía de telecomunicaciones.
La sanción se impondría por no haber dejado márgenes comerciales a sus competidores en el negocio de la reventa de ADSL y se presentará contra los criterios del operador regulador español, la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), que autorizó esos precios. La decisión se espera para este miércoles, según El País. Fuentes de Telefónica aseguran que "el mercado español de acceso rápido a Internet ha evolucionado favorablemente en los últimos años y que la operadora ha perdido cada vez más cuota de mercado". España contaba a finales de abril con 5,76 millones de líneas de ADSL, de los cuales unos 4 millones correspondían a las conexiones minoristas de Telefónica y el resto se basaba en su red, pero estaban en manos de sus rivales, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones(CMT).