La presidencia checa de la Unión Europea (UE), en representación de todos los estados miembros, afirmó hoy que ha llegado a un acuerdo con la Eurocámara para mejorar la cooperación entre las autoridades públicas europeas a través de soluciones electrónicas y reducir su carga administrativa. El acuerdo ayudará a eliminar las "barreras electrónicas" a las que se enfrentan las administraciones europeas y que dificultan el correcto funcionamiento del mercado único y la libertad de movimiento en la UE, destacó en un comunicado. En concreto, la presidencia y una delegación de eurodiputados alcanzaron un compromiso sobre el programa comunitario ISA, que pretende facilitar a las administraciones públicas europeas su tarea de proporcionar a los ciudadanos servicios electrónicos, así como la cooperación entre ellas. El acuerdo ya ha sido respaldado por los representantes permanentes de los estados miembros y debe ahora ser examinado por el pleno del Parlamento Europeo. De ser aprobado por la Eurocámara, su aplicación sólo dependerá de la aprobación formal de los ministros de la UE. El programa ISA no establece estándares a través de Europa sobre las tecnologías de la información y la comunicación, sino que proporciona marcos comunes y herramientas genéricas para que les sea más fácil a las administraciones desarrollar servicios electrónicos, precisó la presidencia.