La Unión Europea está preparando una cumbre extraordinaria que se celebará este viernes para analizar la crisis de la deuda en varios países de la zona euro.

La reunión, que no ha sido convocada aún formalmente, se ha planteado ante la presión de los mercados financieros sobre algunos países de la eurozona, cuando se discute un eventual nuevo rescate de la economía griega.

Los encuentros, promovidos por el presidente del Consejo de la UE, Herman van Rompuy, se producen casi simultáneamente a un encuentro del Eurogrupo en el cual, precisamente, se abordan ambas temáticas.

Entre los 17 socios de la eurozona preocupa especialmente que la crisis acabe contagiando a Italia.

Esta reunión se celebrará el mismo día en el que saldrán a la luz los resultados de los tests de stress de la banca europea, los cuales ya apuntan a 6 suspensos en España y a la no superación de las pruebas por financieras de otros países como Italia.