La tasa de paro de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó en el 8,5% en julio, manteniéndose estable respecto a junio, aunque 2,4 puntos por encima de los niveles registrados en el mismo mes del ejercicio anterior. España, con una tasa de paro del 18,5%, se sitúa a la cabeza de la clasificación de los países de la OCDE con mayor tasa de desempleo, por delante de Irlanda (12,5%) y Eslovaquia (12%).