El presidente y fundador de Fitch Ratings, Marc Ladreit de Lacharrière, consideró hoy que a pesar de que la situación por la que atraviesan países como España, Grecia o Portugal ante la presión de los mercados para reducir sus déficits públicos es "preocupante", no existe riesgo de "contagio real" para el resto de países de la zona euro.
En declaraciones a la radio francesa Europe 1, Ladreit, quien señaló la situación de estos tres países supone una "nueva" forma de la crisis financiera, destacó que "lo importante es la credibilidad que puedan aportar".

Así, el economista consideró que tanto Francia como Alemania no están amenazados, ya que cuentan con credibilidad para los inversores. "En Francia y Alemania, tenemos la suerte de tener dos pilotos en el avión", dijo.

Además, apuntó que la crisis financiera "no ha terminado todavía totalmente". "Nuevos incidentes aparecen día tras día, mes tras mes", señaló citando el ejemplo hace meses de la quiebra de Dubai World.

De esta manera. Ladreit, que defendió el papel que juegan las agencias de calificación, abogó por que se mantengan los planes de estímulo para impulsar la economía. "Es esencial que se mantengan los planes de estímulo debido a que las tasas de crecimiento previstas para 2010 son todavía muy débiles", dijo.

Respecto al caso de Grecia, indicó que "hay muchas cosas que no son normales" en la economía griega, un país que nunca ha seguido las directivas europeas en materia de control de la deuda pública. Sin embargo, subrayó que "es necesario ayudar a Grecia", algo que el tratado de Maastricht "no permite por el momento hacer".