La Seda de Barcelona permanecerá suspendida de negociación en bolsa hasta que el auditor Horwath no envíe su informe sobre las cuentas de la química catalana en 2008, dijo a Reuters el lunes una fuente del mercado. Según la última versión, el grupo tuvo unos números rojos de 368 millones de euros el año pasado. "El regulador no levantará la suspensión hasta que no tenga el informe del auditor", dijo la fuente. "La CNMV querrá aclaraciones sobre las cuentas (que han sido revisadas ya dos veces desde marzo) y sobre cómo se votaron las mismas", añadió.