La Seda de Barcelona dijo el miércoles que el 75,3% del capital de las entidades acreedoras que ha presentado su votación sobre el plan de reestructuración de deuda de la química ha apoyado dicha medida. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la compañía química catalana dijo que el 20% del capital del total de acreedores aún no ha presentado su voto. El plan de reestructuración de La Seda es una de las condiciones que el sindicato bancario puso a la compañía para concederle una prórroga y negociar la reestructuración de su deuda, que superaba los 600 millones al cierre del primer semestre.