La SEC aboga porque los asesores de inversión y corredores de bolsa estén sujetos a las mismas normas fiduciarias de conducta para garantizar que los intereses de un cliente permanecen por encima de los suyos propios.

En un informe a cerca de Wall Street, el personal de la SEC dijo que los inversores minoristas "en general no son conscientes" de que los corredores de bolsa y sus empresas están sujetas a un nivel jurídico menor para asegurar que los productos que venden son adecuados para sus clientes, mientras que los asesores de inversión ya están sujetos a normas más estrictas.

La recomendación de que el estándar más alto del deber fiduciario se aplique a ambos grupos es la intención de "aumentar la protección de los inversores y la disminución de la confusión de los inversores" dijo el informe.