La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años cayó una centésima en la apertura de la primera sesión de la semana y se situó en el 3,86%. Por tanto, el precio de estos títulos ha subido hasta el 103,58%. Por su parte, en el ámbito internacional, cabe destacar que los dos bonos referencia para nuestro país (el alemán y el estadounidense) han iniciado la jornada también con avances, más concretamente, del 3,37% y del 3,42% respectivamente.