La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años ha subido seis centésimas y se situó en el 4,40% al cierre del mercado secundario de deuda pública, en tanto que su precio finalizó en el 108,42%. Por su parte, la rentabilidad del bono alemán subió siete centésimas, hasta el 4,26%, mientras que el rendimiento de la deuda estadounidense se situaba, al cierre de los mercados europeos, en el 4,15% al subir cinco centésimas. En cuanto a los futuros sobre estos dos bonos, los títulos germanos se negociaron a un precio de 113,55%, en tanto que los estadounidenses se colocaban en el 112,05%.