La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años comenzaba hoy la sesión en el mercado secundario de deuda pública con un repunte de tres centésimas que la colocaba en el 4,13 por ciento. Por tanto, el precio de estos bonos, que se mueve a la inversa del rendimiento que ofrezcan, bajó hasta el 103,87% desde el 104,13% del cierre de ayer. En cuanto a los bonos internacionales que muchos inversores emplean como referencia, el rendimiento del alemán a 10 años se elevó una centésima, hasta alcanzar el 3,44%, en tanto que el bono estadounidense pasó del 3,19% al 3,21%.