Las obligaciones españolas a diez años han comenzado la sesión en el mercado secundario de deuda pública con un retroceso de cinco centésimas en su rendimiento, hasta el 3,81%, según datos del mercado recogidos por EFE.