La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años comenzaba hoy una nueva semana sin variación con respecto al cierre del viernes, es decir, en el 4,28 por ciento, en su primer cambio en la sesión del mercado secundario de deuda pública. El precio de estos títulos, que se mueve en sentido inverso a la rentabilidad, se mantenía, por lo tanto, muy cerca del nivel alcanzado en su último cierre, en torno al 102,60 por ciento. Tampoco varió de posición con respecto al viernes el bono alemán, que comenzó el día en el 3,59 por ciento, en tanto que el bono estadounidense recuperó siete centésimas y se situó en el 3,53 por ciento.