El Gobierno de Japón podría desembolsar más de 10 billones de yenes (85.000 millones de euros) en presupuestos de emergencia para cubrir los gastos de reparación de los desastres provocados por el tsunami y el terremoto.

Ésta es la previsión anunciada por el viceministro de Finanzas, Mitsuru Sakurai, que se hace eco de las estimaciones de varios parlamentarios del partido gubernamental.