El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, afirmó hoy que la recesión en España será "menos profunda pero más prologada" que la media de la zona euro y de la UE debido a los "desequilibrios estructurales" de la economía española, como la elevada deuda de los hogares, la crisis del sector de la construcción, el endeudamiento exterior o el alto nivel de paro.
El Ejecutivo comunitario cree que la economía española caerá un 3,7% este año (medio punto más de lo que estimó en mayo y una décima más de lo que prevé el Gobierno). En el conjunto de la UE y en la eurozona, la contracción será superior, del 4% en ambos casos. Pero Bruselas prevé que todas las grandes economías europeas, excepto España, hayan salido de la recesión el último trimestre de 2009.

"En el caso de España, el perfil que tenemos con estas previsiones actualizadas es el de una recesión menos profunda que la media pero más prolongada que la media" de la UE, explicó Almunia en la rueda de prensa de presentación de las previsiones.

"Consideramos que España tendrá todavía cifras negativas a finales de este año. Pero de media la contracción es menor que la media de la eurozona" y de la UE, insistió el responsable de Asuntos Económicos.

"El ritmo del ajuste es más lento que la media debido a los bien conocidos desequilibrios estructurales, como la deuda de los hogares, la crisis en el sector de la construcción, los desequilibrios externos o el elevado paro", detalló Almunia.

En este sentido, subrayó que este perfil de recesión específico de España se ha traducido además en "un aumento del desempleo mucho mayor que la media y una destrucción de empleo mucho mayor que la media de la zona euro o que la media de Europa". Las previsiones publicadas este lunes por la Comisión no incluyen datos de empleo y paro.

En todo caso, el comisario de Asuntos Económicos señaló que "el bajo coste del crédito y las mejoras en la confianza de los consumidores apuntan hacia una estabilización en el futuro, aunque esto se producirá a un ritmo más lento".

Por lo que se refiere a la inflación, Almunia explicó que "el segundo y tercer trimestres serán negativos" (-0,7% y -0,8%, respectivamente), pero que "la inflación volverá a territorio positivo el cuarto trimestre (0,9%) por el efecto base y la evolución de los salarios". En conjunto, la inflación será de media este año cero.

Almunia fue preguntado durante la rueda de prensa sobre la bajada de impuestos que ha prometido la canciller alemana Angela Merkel y eludió pronunciarse alegando que no valorará ninguna medida fiscal hasta que esté aprobada y que no interferirá en la campaña electoral para las elecciones alemanas que se celebran a finales de mes.

A continuación se le preguntó por el impacto que tendrá la subida de impuestos que prepara el Gobierno español sobre la demanda o en la reducción del déficit, y eludió también pronunciarse con los mismos argumentos. "Aunque en España, aunque algunos lo piensen, todavía no hay campaña electoral", concluyó con ironía.