La producción industrial se redujo un 0,8% en Francia en marzo respecto al mes anterior, aunque en un año se incrementó un 2%, anunció hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). De la caída de la producción industrial en marzo no se salvó ningún sector a excepción de la energía, que aumentó un 2,4%, y de la construcción, que se mantuvo a un nivel estable, explicó el INSEE en un comunicado. Los principales causantes de ese retroceso, en términos relativos, fueron la industria automovilística (-2,9%) y los bienes intermedios (-1,7%). Dentro de los bienes intermedios, los productos minerales retrocedieron (-2,8%), los de la industria textil (-2,6%), los químicos, de caucho o plástico (-2,5%) y los metales o productos metálicos (-1,4%).