La producción industrial en Estados Unidos aumentó por primera vez en nueve meses en julio, ayudada por el resurgimiento del alicaído sector automotor. La producción industrial creció un 0,5% en julio, luego de caer un 0,4% en junio, informó el viernes la Reserva Federal. El ascenso de julio fue el primer aumento desde octubre del 2008 y el segundo desde el inicio de la recesión.


La tasa de utilización de la capacidad industrial, por su parte, ascendió al 68,5%, frente al 68,1% del mes anterior. En forma inicial, el banco central había informado que el uso de la capacidad industrial se ubicó en junio en el 68,0%.

Los economistas consultados por Dow Jones Newswires esperaban, en promedio, un aumento del 0,6% en la producción industrial de julio y una tasa de utilización del 68,5%.

Durante los 12 meses a julio, la producción industrial se contrajo un 13,1%. En julio del 2008, la tasa de utilización de la capacidad industrial fue del 78,6%

La producción manufacturera -que representa cuatro quintas partes de la producción industrial- creció un 1,0% en el mes.

La utilización de la capacidad instalada en el sector manufacturero ascendió del 64,7% del mes anterior, al 65,4% en julio.

La fabricación de vehículos y piezas ascendió un 20,1% el mes pasado. El sector automotriz operó al 45,3% de su capacidad en julio, comparado con el 37,6% del mes previo.

Si se excluye la fabricación de vehículos y piezas, la producción industrial aumentó un 0,1% en julio.

La producción de servicios básicos descendió un 2,4% en julio. El uso de capacidad en ese segmento disminuyó al 77,6% durante el mes, frente al 79,7% de junio.

La producción minera se incrementó un 0,8% en julio y el uso de la capacidad en ese sector fue del 81,7%, frente al 81,0% del mes anterior.