La prima de riesgo española se relaja hasta los 379 puntos. Después de haber marcado ayer nuevos máximos, la rentabilidad del bono español - que cede hasta el 6.184%- da un nuevo respiro a los mercados.
La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se relaja en los primeros compases de la sesión y cae hasta los 379 puntos básicos desde los 385 del cierre de ayer.

Esta reducción se produce gracias a un descenso de la rentabilidad del bono español, que cae hasta el 6,184%, y también a un aumento de la rentabilidad del bund, que sube hasta el 2,450%.

La prima de riesgo de Italia -otros de los países más acosados por el mercado- cae a 355 puntos, con la rentabilidad al 6,008%