La prima de riesgo española ha cerrado en los 221 puntos básicos, muy por debajo de los 256 puntos de diciembre.
La relajación en los intereses a pagar por parte del gobierno, hasta el 5,3% a la vez que el aumento de los mismos en Alemania ha posibilitado que la prima de riesgo se haya relajado hasta los 221 puntos básicos.