El grupo energético francés Total ha decidido no invertir en Irán por el riesgo que ello supone, afirma hoy el periódico económico británico "Financial Times" (FT).El grupo tenía intención de hacer una importante inversión para desarrollar las grandes reservas de gas en Irán. La decisión representa una victoria para el Gobierno de EEUU, que busca aislar a Teherán por su controvertido programa nuclear. El diario señala que esta decisión del director ejecutivo de Total, Christophe de Margerie, se produce después de una escalada de la tensión entre Irán e Israel, que quedó expuesto ayer cuando Teherán probó al menos siete misiles y advirtió de que está dispuesto a tomar represalias frente a un ataque militar. Junto con la petrolera Petronas, de Malasia, Total tenía previsto desarrollar la fase 11 del campo South Pars y hasta ayer no había decidido renunciar a su interés en el proyecto.La decisión del grupo francés es un duro golpe para Irán, que con muchas probabilidades no podrá aumentar sus exportaciones de gas hasta finales de la próxima década. Shell y Repsol han indicado que pueden unirse en fases posteriores al desarrollo del campo de gas.