Los indicadores compuestos avanzados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) relativos al mes de enero de 2009 siguen mostrando un "debilitamiento de las perspectivas de crecimiento para las siete grandes economías" mundiales, según informa el organismo en un comunicado. Además, observa que los indicadores del conjunto de los países miembros del llamado 'club de los países ricos' caen a niveles todavía más bajos que hace un mes y "muestran pocos indicios de una próxima estabilización". En cuanto a los países emergentes, las perspectivas de crecimiento también continúan deteriorándose, en especial en Brasil, que se enfrenta, como China, India o Rusia, a una "fuerte ralentización".