Las necesidades de petróleo mundiales para 2008, 86,95 millones de barriles por día, están garantizadas por los actuales ritmos de producción, según se extrae del Informe Mensual sobre el Mercado del Petróleo publicado hoy por la OPEP en Viena. En su análisis de mayo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estima en 86,95 millones de barriles por día la demanda mundial de crudo para 2008. Ese cálculo eleva el consumo de petróleo en el planeta en 1,16 millones de barriles por día respecto a las cifras de 2007 y supone una mínima revisión a la baja de la previsión realizada por la OPEP el pasado mes. La estimación de demanda realizada por el cartel petrolero coincide con la formulada el martes por la Agencia Internacional de la Energía, que ha fijado ese dato en 86,8 millones de barriles por día (mb/d).
En relación al equilibrio entre oferta y demanda, el análisis de la OPEP indica que el abastecimiento de crudo de los países productores no perteneciente a la OPEP será en 2008 de 55.11 mb/d. De esta forma el cartel con sede en Viena deberá dar respuesta a una demanda calculada en 31,84 millones de barriles por día, unos 120.000 menos que en 2007. Esa demanda de crudo está prácticamente cubierta, ya que la OPEP indica que la producción petrolera de sus 13 socios fue de 31,7 millones de barriles diarios en el mes de abril, 393.000 menos que el mes anterior, debido principalmente al descenso del nivel de bombeo en Nigeria. Según el informe, a ese capacidad de bombeo hay que añadir los 3 millones diarios de capacidad extra que la OPEP asegura poder poner en circulación en caso de necesidad. Por regiones, los países desarrollados han registrado un descenso en el consumo, especialmente en Estados Unidos, donde la demanda "descendió abruptamente" debido a la ralentización de la economía y las templadas temperaturas durante el invierno. En general, la OPEP espera para el segundo trimestre del año el tradicional descenso del consumo debido al alza de las temperaturas en el hemisferio norte, que este año se verá subrayada por el esperado descenso de la demanda de gasolina en Estados Unidos El líneas generales, los países industrializados apenas registrarán cambios en su demanda respecto a la de 2007. Ese estancamiento se verá compensado con creces con el aumento de la necesidad de crudo de la India, Latinoamérica y, sobre todo, China, cuyo consumo crecerá en un 5,75%. Respecto al precio del crudo de la OPEP, el precio medio del mes de abril fue de 105,2 dólares por barril, un aumento del 7% respecto a marzo. La debilidad del dólar, las tensiones geopolíticas en Oriente Próximo, la influencia de especuladores en el mercado de futuros y las interrupciones de suministro en Africa occidental son las causas esencial de este encarecimiento, según la OPEP. Además, el grupo de productores destaca la influencia en esa tendencia de la falta de flexibilidad de las refinerías para tratar distintos tipos de crudos y su vulnerabilidad ante recortes en el suministro de crudos ligeros El pasado miércoles, el crudo de referencia de la organización marcó un récord de 119.71 dólares por barril.