España recibió 52,23 millones de turistas extranjeros en 2009, lo que representa una caída del 8,7% con respecto al año anterior, según los datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) hechos públicos hoy por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.