La libra esterlina, moneda oficial del Reino Unido, llegó a pagarse hoy en el mercado de divisas de Londres a 2,1052 dólares, su cota máxima de los últimos 26 años con respecto al "billete verde". La libra y el dólar no cotizaban a niveles similares desde septiembre de 1981. Según los analistas, la debilidad del dólar refleja los rumores sobre la posibilidad de que China apueste por otra moneda diferente al "billete verde" para engrosar sus reservas de divisa extranjera. También hacen cotizar a la baja a la divisa estadounidense las especulaciones sobre un eventual recorte de los tipos de interés durante los próximos meses en el país norteamericano. En ese contexto, los grandes beneficiados de la caída del dólar son los turistas británicos que viajan a Estados Unidos, así como las compañías que dependen de petróleo, metales y otras materias primas comercializadas en la moneda norteamericana.